Durante el pasado fin de semana 57 conductores fueron detenidos y puestos a disposición del Juzgado Cívico luego de dar positivo en la prueba de alcoholemia como parte de los programas de prevención de accidentes.

Desde el pasado viernes, la Secretaría de Seguridad Pública Municipal de Querétaro (SSPMQ) aplicó 443 pruebas de alcoholemia, las cuales indicaron que 57 personas presentaban niveles de alcohol no aptos para conducir.

Además de la detención de los conductores, 50 vehículos fueron enviados al corralón.

Como parte del programa ‘Tómate la Vida en Serio’, los elementos policiales recordaron a los conductores los riesgos de conducir en estado de ebriedad y la importancia de respetar las reglas viales.