Este viernes la Cámara de Diputados comenzó un debate sobre un posible juicio para la destitución de la presidenta de izquierda Dilma Rousseff.

La mandataria se encuentra acusada de ‘crímenes de responsabilidad’ por presunto maquillaje de cuentas públicas y apertura de créditos extrapresupuestarios sin la aprobación del Congreso.

El debate continuará hasta el próximo domingo, cuando se lleve a cabo una votación para determinar si se abre un juicio de impeachment contra la jefa de Estado.

Para que se apruebe el juicio, se necesita que dos tercios de la cámara apoyen la propuesta, es decir 342 de los 513 diputados.

En caso de ser destituida, Rousseff sería reemplazada por su vicepresidente, Michel Temer, quien completaría el mandato hasta finales de 2018.