El muro fronterizo entre México y Estados Unidos fue una de las polémicas promesas de campaña de Donald Trump, a poco más de un año de su llegada a la presidencia, Trump no ha tenido un progreso significativo en la construcción del muro debido a la falta de financiamiento, sin embargo, el proyecto sigue en pie.

Ahora, el director interino de la DEA (Administración de Control de Drogas en Estados Unidos), Robert W. Patterson, señaló que la construcción de un muro en la frontera no tendrá un gran impacto en el tráfico de drogas y que la efectividad de la lucha contra el narcotráfico depende de la colaboración entre países e instituciones.

En el marco de su visita de trabajo en México, Patterson destacó la importancia de contar con una estrategia que se enfoque en atacar a todas las organizaciones criminales y no solo a los grandes capos de la droga pues cuando uno de los líderes de algún cártel es detenido, se desata la violencia y alguien más toma el control.

Patterson subrayó además que en años recientes se ha tenido una mayor cooperación internacional y que no son solo México y Estados Unidos los que buscan acabar con el negocio del tráfico de drogas, pues tanto en Europa como Asia se ha brindado apoyo de diferentes maneras.

De acuerdo con Patterson, la visita que realiza a México es para entender mejor las cadenas que llevan droga hasta Estados Unidos y, sobre todo, mantener la cooperación internacional.

[Con información de Milenio]