Habitantes de Chiapas y Oaxaca han dado a conocer que la ayuda a las comunidades afectadas por el sismo de 8.2 grados que sacudió el país el pasado 7 de Septiembre, no existe o llega a cuentagotas.

En Chiapas, las colonias donde el sismo arrojó damnificados, la ayuda aún no llega, los propios vecinos se han organizado para poder apoyar a las familias que perdieron su patrimonio. En Paredón, Cabeza de Toro y Pueblo Nuevo, municipio de Tonalá, así como en la comunidad Cuauhtémoc de Villaflores y Lázaro Cárdenas, en Cintalapa, las familias están desesperadas. La ayuda humanitaria no ha llegado, además de que duermen en la intemperie.

La señora Arminda Pérez González, damnificada de la comunidad Cuauhtémoc, a quien se le vinieron abajo dos recamaras comentó:

—¿Ya vino gente del gobierno ayudarle?

— Nos vinieron a ver, pero hasta ahorita no han dicho si nos van a ayudar.

En Oaxaca, los reclamos de la población chocan en el Istmo de Tehuantepec, ya que cada vez son más fuertes los reclamos por víveres en Juchitán, Matías Romero, Ixtaltepec, Xadani, Unión Hidalgo, San Francisco del Mar, San Francisco Ixhuatán, en total 41 municipios a cuyos pobladores la complejidad de la orografía no les resulta pretexto para que el apoyo no llegue.

Con información de Excélsior.