Venezuela está sorprendida por un terrible hecho criminal que ocurrió el pasado sábado y que dejó un saldo de dos militares muertos.

El sargento primero Yohan Borrero, de 25 años, y el sargento segundo Andrés Ortiz, de 23, habían salido el pasado sábado a beber juntos, pero pasada la madrugada, mientras fumaban afuera del establecimiento un par de niños se acercaron y les arrebataron un bolso, lo que inició una persecución.

Los niños entraron a un callejón y los militares los siguieron sin saber que al interior los esperaban otros dos menores de edad armados con cuchillos que utilizaron para apuñalarlos en repetidas ocasiones.

Borrero murió en el lugar con 9 puñaladas, una de ellas en el cuello, mientras que Ortiz fue trasladado a un hospital con heridas en el pecho y el abdomen que poco después le provocaron la muerte.

Tras el incidente fueron asegurados cuatro menores de 6, 8, 10 y 15 años que forman parte de una banda local llamada ‘Los Cachorros’.

Según la Ley Orgánica para la Protección de Niños y Adolescentes, los menores de 14 años no son imputables en Venezuela, solo se les puede aplicar medidas de protección. Para los mayores de 14 años, como la primera niña detenida, la pena máxima es de 10 años.

Fuente: El Mundo.