Todo buen mexicano sabe que es imposible resistirse a unos buenos tacos de pastor y que a veces es necesario ‘romper la dieta’ para darse un gusto de estas magnitudes, sin embargo, comer tacos no tiene porque ser malo para la salud, de hecho, la ciencia ha confirmado que puedes incluir los tacos de pastor en tu dieta sin remordimientos.

Un estudio realizado por estudiantes de Ingeniería en Alimentos de la Universidad de las Américas Puebla (UDLAP) revela que los tacos de pastor y las flautas de cochinita pibil suponen una buena fuente de energía y nutrientes.

Para el estudio, publicado en la revista Saberes Compartidos del Consejo de Ciencia y Tecnología del Estado de Puebla, se analizaron las propiedades de estos dos platillos típicos mexicanos para determinar cuántos carbohidratos, proteínas, grasas, humedad y cenizas tenían.

Estos alimentos fueron elegidos por su popularidad entre la población mexicana y tras someterlos a diferentes pruebas se descubrió que ambos tienen niveles similares de humedad y grasa, pero los tacos de pastor contienen más proteína (20.77%) y cenizas (1.33%) que las flautas, mientras que éstas tienen más carbohidratos (40.7%).

Estas cifras, por cierto, son menores que las de otros alimentos ‘chatarra’, como las papas fritas e incluso que las de algunas barras de fibra.

Tras realizar su análisis, los estudiantes determinaron que la cantidad aceptable de tacos de pastor que una persona puede comer sin ‘romper la dieta’ es de 3, mientras que 4 flautas de cochinita pibil son un alimento energético de buena calidad para disfrutar de vez en cuando.

Eso sí, incluir esta clase de alimentos en tu día a día terminará causando estragos en tu salud, por lo que los estudiantes advierten que no deberían ser parte del menú de manera muy frecuente.

[Con información de UDLAP]