La inseguridad alimentaria aguda aumentó en el mundo con casi 40 millones de personas adicionales en 2021, para alcanzar a unos 200 millones en todo el planeta, debido a los conflictos, el clima y las crisis económicas, advirtió ONU en su informe de este miércoles.

El año pasado, 193 millones de personas en 53 países se encontraban en situación de inseguridad alimentaria aguda, es decir, que necesitaban ayuda urgente para sobrevivir. De acuerdo con la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), el Programa Mundial de Alimentos (PMA) y la Unión Europea, la situación se ha ido agravando a pasos agigantados por la cantidad de problemáticas que se enfrentan actualmente.