Con la aparición de las ya famosas «manteconchas», los elaboradores del pan dulce nos han sorprendido con creaciones que nunca creímos ver o probar.

Ahora, es en el Pueblo Mágico de Real de Catorce donde una panadería artesanal de nombre «La Migaja», que destaca por sus productos realizados con una mezcla de ingredientes orgánicos, naturales y frescos, en esta ocasión, decidió crear una concha con la forma de un peyote.

Elaborado con productos orgánicos, el pan se caracteriza por tener una cubierta verde que busca emular a la citada cactácea, la cual es sagrada para los huicholes, y se caracteriza por sus propiedades psicodélicas ya que contiene mescalina entre sus ingredientes activos.

«Cuenta la leyenda que todas las personas ingirieron el peyote, y comenzaron a curarse, la planta los alimentó y les quitó la sed. Desde ese día los huicholes veneran al peyote, el cual consideran su espíritu guía», menciona el Facebook de La Migaja.