Charlie Gard tiene diez meses de edad y sufre una extraña enfermedad genética que le impide oír, ver y moverse, pero le causa grandes dolores en todo momento, sus padres querían llevarlo a Estados Unidos para someterlo a un tratamiento experimental, pero la corte de Reino Unido no solo rechazó la idea, sino que ordenó que se desconectara al bebé.

Tras una larga batalla legal, la Corte Europea de los Derechos Humanos ordenó que este viernes el bebé sea desconectado para evitarle más sufrimiento.

La decisión de la corte no toma en cuenta la opinión ni deseos de los padres de Charlie, pero sí la de «expertos de alta calidad», quienes consideraron que el viaje de Reino Unido a Estados Unidos le expondría a Charlie a dolores y sufrimientos continuos, por lo que rechazó cualquier traslado.

De igual manera, mencionaron que «administrar cuidados experimentales sin perspectiva de éxito no ofrecería ninguna ventaja y continuaría causándole graves dolores».

La opinión pública rápidamente se volcó sobre la corte británica, algo que solo empeoró cuando los padres revelaron otra situación: la corte no les permitiría llevarse a Charlie a su casa.

Una vez que aceptaron que la muerte de su hijo era inevitable, los padres de Charlie pidieron a la corte llevarse a Charlie a su casa para que éste pudiera morir rodeado por parientes y amigos de la familia, pero esta petición también fue rechazada.

«Tenemos el corazón totalmente roto. No podemos decidir si nuestro hijo puede vivir y no podemos elegir cuando y donde Charlie morirá», escribieron los destrozados padres en su cuenta de Facebook.

El propio hospital en el que se encuentra internado Charlie realizó una publicación en redes sociales donde se solidarizan con la familia, pero se ven incapaces de hacer algo al respecto.

Antes de que la corte llegara a una resolución, la familia de Charlie pidió donaciones para pagar el tratamiento de su hijo, en total recaudaron un millón 400 mil libras (cerca de 33 millones de pesos), los cuales ahora serán utilizados para crear una fundación en nombre de Charlie y ayudar a otros niños inocentes que sufran de enfermedades raras.

Fuente: Infobae