Este es un lugar que no te puedes perder. Desde el año pasado,  columpio extremo se convirtió en un nuevo lugar de interés en Tequila, Jalisco.

Se encuentra dentro del Complejo Paraíso Azul, ubicado a 15 minutos del centro del municipio.

Para llegar es muy fácil, solo debes tomar la carretera libre hacia Tepic y a la altura del anuncio del Complejo Paraíso Azul, se desvía para recorrer más o menos dos kilómetros de terracería, ahí encontrarás una terraza con servicio de restaurante, un mirados de vidrio panorámico y el columpio, con una experiencia única.




Ingresar al centro turístico, tiene un costo de 50 pesos por persona, y “(subirse al) columpio ya viene incluido”. Hay terraza de cristal, campos de agave y restaurante.

No hay necesidad de reservar. Solo limitación del aforo, “pero no hay problema, porque es un espacio al aire libre, y el lugar es muy amplio, de todos modos si caben muchas personas”, dice un empleado cuando te comunicas por teléfono al Complejo Paraíso Azul.





Hay quien nomas lo que hace es tomarse una selfie, o solo disfrutar del hermoso paisaje agavero que caracteriza esa zona de Jalisco, a través del mirador de cristal».

Si de plano, te da miedo. Todo desde el restaurante. Incluso desde sanitarios puedes apreciar el campo agavero, porque gran parte de el, también es de vidrio.

En Tequila, se ha vuelto cada vez más común, observar que todo aquello que involucra a la bebida se puede encontrar en diferentes espacios y servicios.




Por ejemplo, ya hay cuartos de hoteles de barrica, al igual que camioncitos que ofrecen recorridos turísticos.

Ademas del barril, se puede ver el chile rojo, verde y amarillo paseando a los turistas por cada uno de los rincones de Tequila.

El Complejo Paraíso Azul abre desde las 10:30 de la mañana hasta las 9 de la noche, todos los días.




Cada año, se estima que a este pueblo mágico lo visitan un millón de personas. Quien visita Guadalajara, acude a Tequila, como una parada obligada, porque además de disfrutar de la bebida cien por ciento jalisciense, el municipio, es mágico.