Eduardo Gómez, abogado de Carlos Salomón Villuendas Adame, el conductor del BMW que se estrelló en Reforma y acabó con la vida de cuatro personas, considera que su cliente podría cumplir su pena en libertad.

De acuerdo con el abogado, su cliente dio negativo a las pruebas de alcohol y drogas, y que al no haber estado de ebriedad ni aliento etílico, la sanción se reduciría considerablemente.

El abogado detalló que el acusado nunca se negó a realizar las pruebas de sangre y de orina para determinar si había alcohol o algún estupefaciente en su sistema, sino que fue el propio abogado quien no permitió que se hicieran las pruebas debido a que el conductor estaba inconsciente.

De esta manera, el abogado aseguró que su cliente será declarado responsable del homicidio de las cuatro personas, pero que al retirar la agravante, su sentencia se reduciría bastante.

Detalló que de esta manera, la sentencia pasaría de ser de entre 6 y 20 años a entre 2 y 5 años.

Además, aseguró que «cuando esto sucede, la ley da beneficios para que la persona pueda llevar una pena, pero en libertad».

Por otro lado, el abogado señaló que su cliente se siente devastado y entra en depresión cada que se le menciona a las víctimas.

«Cuando se le menciona que fallecieron sus amigos entra en una especie de depresión muy fuerte, llora, se desespera por tratar de recordar pero no alcanza a visualizar qué es lo que pasó».

Fuente: Milenio.