El conductor del auto BMW, que dio la vuelta al país la madrugada de este viernes por haberse estrellado en el Paseo de la Reforma, provocando la muerte de cuatro personas, circulaba a unos 200 kilómetros por hora y en completo estado de ebriedad, por lo que se quedó dormido y no recuerda nada de lo que sucedió después.

Según la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) capitalina, agentes de la policía acudieron a la Cruz Roja de Polanco, a donde fue llevado el conductor con vida, quien posteriormente fue identificado como José Salomón Villuendas Adame, y que en estos momentos se encuentra en la sala de urgencias.

En la Cruz Roja les dijeron que los paramédicos que atendieron al conductor lo diagnosticaron como “policontundido y en completo estado de ebriedad”.

Cuando llegaron a las instalaciones de la Cruz Roja en Polanco, los policías intentaron hablar con el conductor, pero éste solo les confirmó que si manejaba el auto BMW blanco, alrededor de las 03:35 horas, pero no recordaba nada porque estaba muy ebrio y se quedó dormido.

Circularon algunos videos del sistema de videovigilancia en redes sociales, donde se puede ver el recorrido que realizó el auto a gran velocidad, así como algunas imágenes de segundos después de que chocó con un poste metálico y prácticamente se partió en dos.

En tanto, la Procuraduría General de Justicia capitalina (PGJ) confirmó que las personas que murieron en el choque eran dos mujeres y dos hombres, de entre 25 y 30 años de edad.

Tras el accidente, el agente del Ministerio Público de la Coordinación Territorial CUH-5 inició una carpeta de investigación por el delito de “homicidio por tránsito de vehículo”.