Después de que el presidente municipal de Querétaro, Marcos Aguilar Vega, declarara a los concheros Patrimonio Inmaterial Cultural de la capital, ellos se opusieron rotundamente a este título, pues se consideran una tradición y no un espectáculo.

En el marco de esta declaración opuesta por los concheros, se incluía la apertura de más plazas en la ciudad para que ellos pudieran realizar sus danzas, sin embargo la vocera de este grupo, Guadalupe Barrera, dijo que no se aceptarán estas acciones del edil y que los concheros están muy enojados con Aguilar Vega.

«Sienten que les faltaron mucho al respeto, y están enojados. Es una tradición que ellos tienen, que la conservan, la preservan, la promueven y la fortalecen. Lo que hicieron (el municipio) fue una atribución malamente hecha respecto a lo que ellos hacen de manera sagrada.»

Lo que los Concheros señalan es que el alcalde tomó como representante de este grupo a una persona que no formaba parte de sus filas, por lo que en ningún momento aceptaron esta declaración, además de que consideran esta, una tradición completamente a parte del gobierno municipal.

«La molestia es ¿cómo que vas a declarar patrimonio si ni si quiera nos conocen? Jamás nos tomaron en cuenta, nunca hubo una invitación y aceptaron a una gente ajena para que viniera a hacer todo esto, que fue un escenario montado, y entonces ahorita dicen que no es cierto, que quieren un espectáculo turístico y más plazas para que los concheros vayan a danzar, y esa es otra ofensa. Son tradiciones, y la tradición es una vez al año […] No somos espectáculo.»

El lunes se convocó una rueda de prensa en el Templo de la Cruz con las 22 familias de concheros a las 10:00 hrs., para que este grupo demuestre su inconformidad con las autoridades municipales.

Finalmente, después de más de un mes de este acto celebrado por el edil, Guadalupe Barrera afirmó que se opusieron hasta este momento por lo vivido recientemente en México con el sismo.