La mañana de este miércoles México se llevó un fuerte derrota contra Suecia, con tres goles en contra. Al mismo tiempo Corea logró vencer a Alemania con dos goles, dándole así a México el pase a octavos de final.

Los tres goles en contra de México causaron una gran angustia entre la afición e incluso se vieron lágrimas por parte de los mexicanos, quienes ya solo esperaban que Corea mantuviera el empate ante una imponente Alemania.

Faltando solo unos minutos para el final, en tiempo agregado, Corea anotó un gol que causó euforia en todo México. Un segundo gol selló el destino de Alemania, y le permitió así a México pasar en el segundo lugar de la fase de grupos, superada únicamente por Suecia, por diferencia de goles.

A pesar de la polémica y la resurrección del «No era penal», México aseguró su lugar en el Mundial.