Dos niños intentan hacerse pasar por un adulto de brazos cortos al colocarse uno sobre el otro y usando una larga gabardina para ocultar las piernas de quien está arriba, es una técnica infalible que durante años ha permitido a los personajes de ficción ingresar a esos lugares ‘solo para adultos’, pero en la vida real las cosas no son iguales.

Un par de jóvenes de Estados Unidos decidieron darle una oportunidad a este truco para entrar al cine pagando solo un boleto, y aunque su disfraz fue descubierto su intrépida aventura se volvió viral en redes sociales.

Por supuesto, el personal del cine se dio cuenta del engaño y se negó a venderle una sola entrada a este hombre de más de dos metros de altura.

Mientras el falso hombre gigante estaba en la fila, los testigos se dedicaron a tomarle fotografías y videos que rápidamente se hicieron virales en internet.

[Con información de Mientras Tanto en México]