Con 738 casos confirmados, 20 fallecidos y 579 recuperados, Uruguay ya ha entrado en una fase de disminución en los contagios por Covid-19, un logro que las autoridades del mundo han aplaudido. Pero ¿cómo es que el pequeño país latino ha logrado vencer al Covid?

Uruguay nunca declaró una cuarentena y confió en sus 3.4 millones de habitantes para acatar las medidas de prevención y mantener la sana distancia, lo que ha llevado a que el virus tenga un R0 de 0.74, es decir, una baja tasa de contagio.

Pero este país latino no solo ha dejado que su población se haga cargo de todo, las autoridades han insistido en realizar cada vez más pruebas, incluso ahora que los contagios están disminuyendo. También es gracias a este punto que sus cifras resultan confiables.

«Usted me podría decir que hay subregistro, pero cada vez se hacen más test. Y quien no crea en los test, ¿cómo explica que estén libres las camas de CTI (Centros de Tratamiento Intensivo)? ¿Por qué no están abarrotados los sistemas de salud? ¿Por qué no hay un aumento de la letalidad? Eso no se puede ocultar», señala el epidemiólogo Julio Vignolo, integrante del comité de expertos que asesora al gobierno.

La razón del éxito también está involucrada con la rápida reacción de Uruguay ante la pandemia, pues el 13 de marzo -cuando registró sus primeros cuatro casos de la enfermedad- declaró el estado de emergencia, suspendió clases, cerró sus fronteras y llamó a la población a quedarse en casa.

El éxito de su llamado fue evidente. Ese mismo mes la actividad en cafés, teatros y centros comerciales se redujo en un 75%, y en parques, plazas y playas, en 79%.

Con información de Excelsior.