Si has tenido problemas con la privacidad y la seguridad de tu WhatsApp no tomes medidas drásticas y lo desinstales; aquí te daremos algunos trucos que te ayudarán a mantener tu información más resguardada y cuidar tu privacidad.

Es importante ser precavido y alerta cuando se trata de las rede sociales. Hoy en día es incuestionable que WhatsApp una herramienta indispensable, pero no es raro que la privacidad de tu cuenta pueda ser violada y otra persona tenga acceso a tu información personal. Sin embargo, para poder evitar esto, puedes tomar las siguientes precauciones.

Lo principal es ocultar las notificaciones para que no aparezcan en la pantalla de bloqueo. Esto impide que los mensajes puedan ser vistos sin necesidad de acceder al teléfono. Hay que ingresar en Ajustes/Notificaciones para desactivarlo.

Tener una contraseña para acceder a la aplicación puede ser muy útil. La aplicación no lo ofrece, pero se pueden descargar otros servicios como “Lock for WhatsApp”.

En caso de robo, resulta fundamental tener una verificación en dos pasos para imposibilitar que alguien acceda a nuestro teléfono. El usuario configura un código de seis dígitos que luego habrá que ingresar cada vez que se inicie una nueva sesión.

Es importante, también, chequear dónde está abierto WhatsApp web. Es probable que si se utilizó desde una computadora y no se cerró sesión, quedé abierto sin que el usuario lo note. En Ajustes/WhatsApp web puede verificarse.