El susecretario de Prevención y Promoción de la Salud de la Secretaría de Salud, Hugo López-Gatell, explicó que la nube de polvo del Sahara que llegará a la Península de Yucatán es un fenómeno que ocurre cada año, pero advirtió que es un factor de riesgo más para las personas que tienen enfermedades respiratorias.

«Las partículas (del polvo) tienen un tamaño de entre 2.5 y 10  micras, que son las partículas respirables. Entonces efectivamente estas partículas respirables entran o pueden entrar por nariz y boca al momento de respirar y alojarse en la tráquea, en los bronquios, o llegar incluso hasta los terminales, los bronquiolos y los alveolos de los pulmones”, explicó.

El funcionario indicó que el respirar estas partículas puede aumentar la mortalidad de personas que tienen enfermedades como  EPOCbronquitis crónica, el enfisema pulmonar y el asma.

El doctor citó a ‘varios estudios epidemiológicos’ para dar a conocer esta información.

Se espera que este jueves y viernes el polvo del Sahara encuentre su máxima concentración en la península.