Cualquier persona que haya estado en una dieta para bajar de peso sabe que no hay peor enemigo que la comida grasosa, pues aunque es deliciosa, también provoca que engordemos. Pues bien, científicos de la Universidad de Yale parecen haber descubierto el secreto para comer alimentos grasosos sin engordar.

Fueron los científicos Anne Eichmann, profesora emérita de Medicina (Cardiología) y de Fisiología Molecular y Celular y Feng Zhang quienes descubrieron accidentalmente la manera de comer mucha grasa sin que esto se refleje en su físico.

Los científicos estaban intentando provocar obesidad mórbida a un ratón, sin embargo, en el proceso bloquearon el factor de crecimiento endotelial vascular 1 y la proteína neuropilina 1, con lo cual se impidió que los lípidos fueran absorbidos, y por lo tanto, fueran excretados rápidamente por el organismo. Es decir, el ratón podía comer toda clase de grasas sin engordar.

En el organismo normal, los lípidos (moléculas entre las que se encuentran las grasas) son absorbidos por el tejido linfático en los intestinos a través de los lactales, pero al inhibir los dos aspectos antes mencionados, los ratones podían comer sin absorber grasas.

Los ratones que fueron alterados para bloquear el factor de crecimiento y la proteína antes mencionados llevaban una dieta basada en grasas y comida en grandes cantidades, pero no engordaban más de lo normal.

[Con información de Milenio]