La investigación genética de científicos de Estados Unidos y México que se publicó en Science concluye que la vaquita marina tiene un alto potencial para recuperarse. Al menos, desde el punto de vista genético. Así lo destacó Lorenzo Rojas-Bracho, científico mexicano que lleva más de 20 estudiando este pequeño cetáceo.

«Vemos que históricamente la población de la vaquita siempre fue pequeña y se hizo todavía más pequeña hace 25,000 años«, señaló el investigador. Cabe destacar que sigue en proceso la clonación de especies en peligro de extinción para el rescate de las mismas, es por ello que dicha investigación abre el panorama para en un futuro esta opción sea viable.