Este jueves la Costa Este de Estados Unidos es azotada por un ‘ciclón bomba’, un fenómeno meteorológico en el que se registran vientos huracanados e intensas tormentas de nieve.

Durante este fenómeno la presión atmosférica cae rápidamente (24 milibares en menos de 24 horas), lo que provoca que el aire frío descienda y choque contra el aire caliente. Al ocurrir esto se provocan fuertes ráfagas de viento.

Debido a este ‘ciclón bomba’ se han registrado cortes de electricidad, las escuelas se han cerrado y las autoridades piden a la ciudadanía no salir de sus casas.

El gobernador de Nueva York declaró este mismo jueves un estado de emergencia en varias zonas del estado puesto que esta «no es una tormenta de nieve normal».

Hasta el momento 17 personas han muerto y la tormenta no parece estar cerca de terminar, de hecho, el servicio meteorológico privado Accuweather aseguró que la nieve caerá rápidamente durante el día, a un ritmo de varios centímetros por hora, ya que la tormenta se intensificó por la ciclogénesis.

[Con información de Infobae]