Las denuncias en contra del sistema de Transporte Público son muchas. Los usuarios, críticos de facto de este sistema, han arremetido una y otra vez en contra de las unidades, sus instalaciones, tiempo de espera de los camiones y muchas otras deficiencias. Y con razón, pues el INEGI ha destacado que en Querétaro tenemos el peor transporte de México.

Una de las quejas más constantes va en contra de los choferes. Tanto en atención como en manera de conducir, las críticas en contra de los operadores son un factor común entre los ciudadanos que día con día dependen del transporte para llegar a sus destinos.

Pero, por supuesto, hay excepciones. Esta historia nos llegó por medio de un lector de Reporte Querétaro que tuvo a bien compartirla con nosotros.

Los hechos se presentaron el pasado domingo, sobre la ruta 9 del Transporte Público. El usuario que nos envió la historia contó que en ese momento, el camión pasaba frente a la Universidad Tecnológica del Estado de Querétaro (UTEQ), ubicada sobre Av. Pie de la Cuesta.

Sorprendió a todos el hecho de que a un hombre mayor le dio un infarto a bordo de la unidad 11086. Desafortunadamente, nadie de los pasajeros tenía conocimientos médicos.

Ante esta situación fuera de lo común, el conductor orilló la unidad y comenzó a atender a la víctima, logrando mantenerlo con vida hasta que llegaron los paramédicos de la Unidad Municipal de Protección Civil, quienes trasladaron al señor hasta el hospital más cercano.

Cuestionado por los pasajeros, el chofer José Martínez relató que cuenta con conocimientos de primeros auxilios, aunque no dijo si los obtuvo como parte de la capacitación para ser operador del Transporte.

De lo que sí no cabe duda, es que la persona hubiera perdido la vida de no ser por la intervención del chofer.

«No cabe duda de que también hay choferes buenos», terminó el usuario que nos contó lo sucedido.