Si sufres de vértigo posiblemente te marees simplemente con ver el puente de Beipanjiang, el cual ostenta el récord de ser el más alto del mundo y que finalmente se inauguró este jueves.

El puente de Beipanjiang se eleva 565 metros sobre el cañón del río Nizhu y conecta las provincias de Yunnan y Guizhou, en el sur del país.

Este puente tiene una longitud de mil 341 metros y para su construcción se contó con una inversión de mil millones de yuanes (144 millones de dólares). La obra comenzó en 2013, pero no fue sino hasta el pasado mes de septiembre que se completó su construcción