China ha probado con éxito el lanzamiento del I-plane, un avión comercial hipersónico capaz de viajar a más de 6 mil kilómetros por hora, es decir, más de cinco veces la velocidad del sonido.

Este avión comercial permitiría viajar desde la capital china hasta Nueva York, en Estados Unidos, en apenas dos horas.

En la actualidad un avión promedio recorre esta misma ruta de 11 mil kilómetros en un lapso de 14 horas.

El I-plane tiene un diseño biplano, similar a los utilizados durante la Primera Guerra Mundial, pero con un estilo modernizado y adaptado para funcionar a velocidades supersónicas mientras transporta una carga significativamente más pesada que otros vehículos.

De momento las pruebas de esta aeronave se han realizado con modelos a escala en túneles de viento a velocidades superiores a la del sonido.

El siguiente paso es la construcción en tamaño real de la aeronave y realizar las pruebas correspondientes, pero de ser exitosas, no se sorprendan si la próxima década podemos darle la vuelta al mundo en apenas unas cuantas horas.

[Con información de Milenio]