Luego de que se volviera viral una fotografía en la que un sujeto aparece con los pantalones abajo y supuestamente orinando sobre la línea de producción de los chiles de La Costeña, los resultados fueron negativos.

Estos resultados implican que las más de 12 mil latas de chiles producidas ese día no están contaminadas con alguna sustancia como la orina, señaló el titular de la Comisión para la Prevención de Riesgos Sanitarios del Estado de México, Miguel Ángel Ordóñez Rayón.

De acuerdo con el funcionario, el 25 de julio el organismo realizó una verificación para asegurar que ninguno de los productos procesados el 2 de julio llegaran al mercado y fueran consumidos.

Así mismo, detalló que se realizaron pruebas a 33 de las 12 mil 400 latas de 3. 65 kilogramos y se determinó que los resultados eran negativos.

Así, ahora la Coprisem tiene la obligación de liberar el lote con la recomendación a la empresa de no ponerlo a la venta, aunque «el destino final dependerá de la empresa».

Agregó que «en vista de que no está contaminada y las observaciones que hicimos, todavía no se define el tema de la sanción».