Tras la polémica desatada por que el chef mexicano Edgar Núñez, dueño del Sud 777, publicara en la conversación en que la influencer Manuela Gutiérrez le pedía comida en su restaurante a cambio de publicaciones en sus redes, el cocinero respondió a las personas que lo atacaron por exhibir a la creadora de contenido.

Varios usuarios respondieron a la publicación de Núñez y lo acusaron de “patán” por la respuesta que tuvo hacia la joven, ya que argumentaron, ella solo hizo una propuesta de manera educada, y él respondió con poco profesionalismo.




“Les voy a explicar a todos con mucho respeto. Yo solo, Édgar, sin contar las páginas de mi restaurante, mis redes juntas la superan 10 veces a las del influencer y eso que no me dedico a vivir de las redes sociales. Yo no necesito a gente beneficiándose de decir que viene a comer mi comida y presumiendo un mundo de fantasía que no puede pagar y no es que esté mal, lo que está mal es hacerle creer a la gente que los siguen que sí”, indicó el chef en un comentario de Facebook.

Ante los comentarios de los internautas que le explicaron que las publicaciones de los influencers pueden ser benéficas para las marcas, el chef explicó que a él no le sirve de nada, debido a que la influencer solo sube fotos en traje de baño y no aporta nada al gremio gastronómico:




“¿Que invierten ellos? Generar contenido no es subir mi contenido, o sea, mis platillos. ¿Quién va a salir beneficiado de esto? ¿Por qué yo querría salir en el feed de una persona que no se dedica a la gastronomía y que solo sube fotos en traje de baño? ¿Qué no es especialista en gastronomía?”, comentó.

Por último, dijo que se sentía ofendido con el hecho de que no respetan su trabajo, ni el de todo su equipo.

“Además de no tomarse el tiempo de investigar si ella / él son el Target del lugar al que le ofrecen esos servicios, perdón pero a mi si me ofende que quieran abusar de mi trabajo y del del staff que nos partimos el lomo todo el día para ir salga todo perfecto y venga alguien a querer aprovechar, sentarse, comer y tomar lo mejor a cambio de una foto en un IG , que tiene muchísimos menos seguidores que yo… ubíquense y ubiquen mi molestia, aquí no es un ganar ganar, solo una parte, que no me interesa, se beneficia”, aclaró.