El Club brasileño que esta en boca de todos y en la memoria de muchos, el Chapecoense, volvió a dar la nota pero esta vez de una manera distinta, mucho se había estado hablando sobre ayudar al equipo brasileño a recuperar su nivel, a reforzarlo con jugadores y ayudarle en la liga para que durante dos años no pudiera perder la categoría.

Sin embargo, el presidente interino del club, Ivan Tozzo, se manifestó al respecto diciendo: «No necesitan hacernos ese favor», eso dijo Tozzo en una entrevista que fue publicada por el diario «Folha de Sao Paulo».

«La Disputa deportiva es sana y no una lucha de vida o muerte… La plaza tiene que ser conquistada dentro del campo», agregó el directivo, quien asumió el cargo después de que el anterior presidente muriera en el fatídico accidente del 28 de noviembre.

Varios clubes brasileños habían hecho la propuesta en estos días de «blindar» al «Chape», con la intención de que no pudiera descender durante tres años del «Brasileirao», como una muestra de solidaridad con el pequeño club del sur de Brasil.

«No sería adecuado moralmente exigir que los clubes nos mantengan sin competir. No se trata de arrogancia… Si perdemos, vamos a caer. Si ganamos, vamos a ganar y seguir», comentó Tozzo. Asimismo agregó que lo que el club necesita es apoyo económico, ya que para continuar siendo un equipo de Serie A (como se le conoce a la división mayor del fútbol brasileño) van a necesitar dinero, ya que no son uno de los denominados equipos grandes.

«En realidad, necesitamos que todos los patrocinadores nos ayuden porque perdimos a todos nuestros baluartes, de aquel grupo perdimos a varios jugadores que ya estaban apalabrados con otros clubes y de ahí tendríamos una fuente de ingresos importante».

Varios jugadores se han ofrecido para portar la camiseta del «Chape» con la intención de ayudar a reconstruir al equipo. Este jueves el club español, Barcelona, invitó al Chapecoense a jugar en el mes de Agosto el tradicional trofeo Joan Gamper en el Camp Nou, como una forma de apoyo hacia el club.