La Comisión Estatal de Aguas (CEA) se encuentra investigando la otorgación de la licencia de aguas para surtir Central Park, pues se tenía servicio aun sin tener un contrato oficial, lo que podría ser el mayor caso de clandestinaje en Querétaro.

De acuerdo con el vocal ejecutivo de la CEA, Enrique Abedrop, no es posible que nadie detectara esta situación, por lo que ya investiga si hay funcionarios involucrados en la situación.

Detalló que este caso de clandestinaje tuvo una afectación por 19 millones de pesos, mismos que deberán ser pagados por los dueños de Central Park, pero también habrá sanciones para las personas que estuvieran coludidas en esta red de clandestinaje, pues aseguró que había tuberías y que alguien «se tenía que dar cuenta».

Agregó que luego de que se detectara este caso de clandestinaje, se cortó inmediatamente el suministro de agua, pero para no afectar a los inquilinos se instalaron medidores individuales, con lo que solo se paga la cantidad de agua consumida.

[Con información de AM de Querétaro]