El carpintero Donald Savastano apareció en los diarios de Nueva York a comienzos de 2018 luego de ganarse un millón de dólares con un boleto de lotería de 10 dólares.

Recientemente a Savastano le fue diagnosticado cancer de manera repentina y murió esta semana.

Luego de ganar el gran premio, el carpintero de 51 años confesó que no tenía ningún plan de retiro y que usaría el dinero para comprar un nuevo camión, pagar algunas deudas e invertir para el futuro.

Savastano vivía con su novia y sus dos hijos en Sídney, Nueva York, desde hace 10 años.

[Con información de Daily Mail]