Aún faltan algunos meses para la próxima entrega de los premios Oscar, sin embargo, el mexicano Alejandro González Iñárritu ya ha recibido una estatuilla por «el nacimiento de un arte», pues su más reciente obra es una experiencia sensorial única.

Se trata de ‘Carne y Arena’, una producción de realidad virtual que explora el proceso a través del cual un migrante cruza de manera ilegal la frontera entre México y Estados Unidos.

La peculiar obra de Iñárritu lo ha hecho merecedor de su quinto premio Oscar, el cual fue entregado como parte de los Governors Awards.

Tras ganar el premio, el cineasta ofreció unas palabras en las que aseguró que este es el premio que más le enorgullece pues «no hay nada más hermoso que ganar un premio sin competir».

En su discurso, también habló sobre su proyecto y cómo nunca pretendió que ‘Carne y Arena’ tuviera fines de lucro.

«Este proyecto no nació con ninguna intención comercial, de hecho, cualquier ganancia que pudiera haber, que no creo que haya, siempre dimimos que iba a ser para una fundación de inmigrantes, nunca pensamos que íbamos a estar en Cannes o ganando un Oscar», expresó.

[Con información de El Universal]