Imagina que viajarás a otra ciudad para la boda de un amigo. Ya compraste tu boleto de avión y pagaste un par de noches en un hotel, estás listo para disfrutar de ese fin de semana y de pronto la boda se cancela, tus planes se vienen abajo y lo que es peor, no recuperarás el dinero que ya invertiste.

Afortunadamente desde noviembre de 2016 existe Refly, una plataforma a través de la cual los usuarios pueden revender los boletos de avión que no van a utilizar al precio que prefieran.

Refly funciona como una intermediaria entre compradores y vendedores de boletos de avión. En ella, los vendedores pueden ofrecer boletos de avión al precio que prefieran, mientras que la plataforma se asegura de que los boletos sean legítimos y válidos.

Por cada boleto vendido la plataforma cobra una comisión del 8% al vendedor y del 3% al comprador.

«Las personas son libres de ofertar sus vuelos al precio que ellos quieran y comprar los vuelos que ellos quieran, siempre y cuando la aerolínea permita el cambio de nombre», explica la plataforma en su sitio web.

Cabe mencionar que los boletos comprados en esta plataforma se deben adquirir al menos dos días antes del vuelo para que los usuarios tengan tiempo de planificar su viaje.

Refly recibe 15 mil visitas al mes y cuenta con cerca de 3 mil usuarios registrados. Los vuelos más revendidos son de Volaris y Aeroméxico, pero se pueden ofertar de cualquier aerolínea.

[Con información de El Universal]