La rifa del avión presidencial está cada vez más cerca de ser una realidad.

Entre las propuestas que el presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador, contemplaba para la venta del avión presidencial, se encontraba la posibilidad de que el gobierno de Estados Unidos lo intercambiara por equipo médico, o que el primer ministro canadiense, Justin Trudeau, lo adquiriera para reemplazar su aeronave actual, la cual ha presentado algunos problemas, sin embargo, esta última opción ya ha sido descartada.

Según dio a conocer el mandatario federal mexicano durante un evento en Playa del Carmen, Quintana Roo, el primer ministro canadiense decidió no comprar el avión presidencial mexicano al considerar que tenía demasiados lujos en comparación con su actual aeronave.

«Se le averió su avión al Primer Ministro de Canadá, a Trudeau, y le mandamos decir que si quería comprar el avión presidencial de México y no le entró porque el avión que se le averió es de menor calidad y no tiene tantos lujos como el avión presidencial de México, por eso como nos ha costado un poco venderlo», señaló el mandatario.

De igual manera, reiteró que el avión va a rifarse a la población, y agregó que una vez que sea rifado, el avión permanecerá en una base aérea de la Fuerza Aérea Mexicana.

«Y no se preocupen en dónde lo va a estacionar el que se lo saque, ahí van a estar los aeropuertos de la Fuerza Aérea Mexicana para guardar el avión».

Con información de Milenio.