Algo totalmente inusual y curioso pasó en la ciudad de Seattle, Estados Unidos, y es que un camión de tacos que quedó varado en un enorme embotellamiento vial, no dudó en despachar comida a los conductores hambrientos abriendo su local y sirviendo comidas en la misma interestatal.

El lunes por la mañana, un camión cisterna que llevaba propano volcó en la carretera Interestatal 5 de Seattle, lo cual dejó bloqueadas las carreteras de la zona durante unas ocho horas debido a los temores que existían por un derrame de sustancias peligrosas.

Una de las conductoras que se encontraba en el embotellamiento, Rachel McQuade, platicó a The Seattle Times que cuando esperaba en la carretera vio a alguien con una caja de comida para llevar. Por lo que ella decidió ir hasta el camión de Tacos «El Tajin», pidió dos tacos de bistec y dos de pollo.

El propietario del camión de comida, «El Tajin», Thomas Lopez, mencionó al The Seattle Times que él y sus empleados están «listos para servir comida, en cualquier lugar».