Por primera vez desde 2013, la lava de un volcán en la Gran Isla de Hawaii cae sobre el océano pacífico, donde se están formando nuevas tierras, ofreciendo un espectáculo increíble.

Miles de personas se han reunido en el Parque Nacional de los Volcanes para observar la maravillosa escena de lava cayendo, así como oler la lava y escucharla. Sin duda alguna un hecho maravilloso.

Hawaii

La lava se abre paso por la gran pendiente con rumbo al mar. Cuando llega a su meta emana nubes de vapor y gas, en ocasiones estallando, despidiendo puñados de escombros por doquier.

La sustancia hirviente proviene del volcán Kilauea, uno de los más activos del mundo. El cual entró en actividad en los años ochenta y cada cierto periodo despide lava tanta que la gente la puede ver.

Para llegar a la vertiente donde se puede observar el espectáculo, se necesita de un bote, un helicóptero, así como de piernas fuertes ya que el punto donde se encuentra con el mar es de aproximadamente 16 kilómetros en un camino lleno de maleza rodeado de afiladas rocas volcánicas.

Lengua de lava

El Parque Nacional de los Volcanes está registrando entre mil y mil 500 visitantes más al día desde que la lengua de lava llegó al mar a finales de julio, responsables del centro dicen que ahora atienden a seis mil personas al día.

Foto por AP