Uno de cada diez suicidios en el país es cometido por un menor de edad, advierte el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

De acuerdo con las cifras del Inegi, entre 2008 y 2018, se han registrado 6 mil 862 casos de niños y jóvenes menores de 18 años que se han quitado la vida, lo que se traduce en 50 suicidios infantiles cada mes.

El Inegi advirtió también que un 60.5% de los suicidios infantiles fueron cometidos por jóvenes varones, mientras que las mujeres representaron el 39.5% de los casos. De igual manera, el Instituto señaló que la mayoría de los suicidios (85.3%) se llevaron a cabo a través del ahorcamiento, estrangulamiento o sofocación, mientras que el uso de armas de fuego provocó el 4.9% de los casos.

Al respecto, el presidente de la Asociación Psiquiátrica Mexicana (APM), Enrique Chávez León, advirtió que este problema solo crece si consideramos que por cada 100 mil habitantes únicamente hay 3.3 psicólogos; 1.6 psiquiatras; 1.4 enfermeras y 0.5 trabajadores sociales. A esto se suma el hecho de que 61% de los pacientes con depresión grave no toman medicamentos.

De igual manera refirió que gran parte de los jóvenes de las nuevas generaciones presentan diversos problemas psicológicos tales como ansiedad (16.6%), problemas de afecto (10.48%), abuso del alcohol y drogas (8.6%), tienen conductas disruptivas o antisociales (4.47%) o sufren de trastornos de la alimentación (1.02%).

Con información de Milenio.