El pasado miércoles un caballo del departamento de la policía de Nueva York, en Estados Unidos, derribó a su jinete y escapó en Times Square, corriendo por la calle.

El caballo de nombre Gunny recorrió a galope por las calles neoyorkinas hasta el garaje en el que la policía montada deja a los animales durante los descansos.

Al parecer Gunny escuchó un fuerte ruido y se espantó, por lo que derribó al oficial que lo montaba y huyó al lugar que consideraba seguro.

Aunque el policía resultó con heridas leves y uno de los espejos de un taxi quedó destrozado, no se reportaron más daños por el escape de Gunny.