Marcos Aguilar Vega, el presidente municipal de Querétaro, expresó que las paradas de autobuses que no sean intervenidas por el gobierno del estado, serán transformadas.

Esto lo llevarían a cabo con el dinero adicional a la meta que se recaudó en materia de obligaciones fiscales.

De igual forma, informó que si no se puede intervenir a todas con el recurso, se renovarán las 15 más importantes en este año.

El fin de este proyecto sería para que los ciudadanos no se vieran afectados por las condiciones del clima, así como para llenarlas de iluminación y ‘dignificarlas’.