8 millones de pesos, aproximadamente, sería la recompensa que los partidos de reciente creación estarían llevando a sus arcas en 2022, si logran los votos suficientes (el 3 por ciento), que les permita tener un registro estatal.

Esa es la apuesta en Querétaro, más que ganar una posición electoral, del PRD, Movimiento Ciudadano, Fuerza por México, Redes Progresistas, Partido del Trabajo y Partido Encuentro Social.

Todos ellos se presentarán por primera a las elecciones, bajo el amparo de su partido pero a nivel nacional, y con una cantidad no mayor a los 800 mil pesos que les entrega el Instituto Electoral del Estado de Querétaro.

Si logran el número mágico, tendrán asegurados sus ingresos públicos y representación oficial al menos hasta las siguientes elecciones, en 2024. El partido Querétaro Independiente, que logró mucho más del 8 por ciento en las pasadas elecciones, recibió en promedio, estos dos años que anteceden, al menos 8 millones de pesos.

Esa es la bolsa garantizada de los partidos pequeños que van por porcentajes y no por triunfos.