Colón va creciendo mucho y la gente se está quedando rezagada, por eso creamos el CPROCIR, a fin de fomentar fuentes de empleo indirectas en las empresas del municipio; así lo dio a conocer Manuel Montes Hernández, director general de Grupo Soriano.

En entrevista a través de Ciudad y Poder, el empresario colonense explicó que el objetivo es industrializar las comunidades de Colón, a través de oportunidades de empleo: “con el Comité Promotor de Centros de Industrialización Rural (CPROCIR) organizamos a la gente, a través de seis uniones diferentes: amas de casa, taxistas, comerciantes y artesanos, transportistas, productores agropecuarios y trabajadores de la construcción; de manera que podamos enfrentar la crisis económica derivada de la pandemia y aprovechar las oportunidades que nos brinda la industria”.

Al tiempo de señalar que el CPROCIR no tiene tintes políticos, Manuel Montes Hernández advirtió que Colón está creciendo mucho y la gente se está quedando rezagada: “ahí es donde tenemos que capacitar y platicar con la gente para ver las oportunidades que están ofreciendo las empresas, tanto en empleos directos, pero también en los indirectos, donde entran aquellos que se encuentran en el Comité, llevando transporte, comida, mantenimiento, siendo maquiladores o muchas más actividades y así puedan convertirse en proveedores de las industrias”.

Manuel Montes destacó que Colón ya no es solamente turismo religioso, sino que ahora se ha convertido en el municipio más atractivo para las inversiones nacionales y extranjeras: “Colón ocupó el tercer lugar de carga y descarga de paquetería, se movieron 55 mil toneladas este año; además de que estamos en el lugar 19 del ranking de aeropuertos nacionales”.

Apuntó que es necesario hacer un plan de crecimiento tanto industrial como urbano, para que al final, Colón sea un municipio con desarrollo ordenado y con una definición de las tierras, respecto a su uso, lo que dijo, dará certeza a los inversionistas de que su dinero estará bien aplicado.

Finalmente, recordó que durante la cuarentena, Grupo Soriano apoyó a las familias colonenses que más lo necesitaron, con más de 12 mil despensas, así como con 200 toneladas de pollo a 13 pesos el kilogramo.