Si no sabes lo que es un Blockbuster, probablemente seas demasiado joven. Blockbuster fue para muchas generaciones el Netflix en vivo y a todo color, ya que durante décadas está franquicia se convirtió en una de las más reconocidas internacionalmente al punto de convertirse en un referente cultural.

Las tiendas de Blockbuster se encargaban de surtirnos los estrenos de las películas más taquilleras a un módico precio. Las películas venían en cintas de VHS y teníamos que devolverlas rebobinadas. Con la llegada de Internet y el crecimiento de los servicios de streaming bajo demanda, Blockbuster fue cerrando tiendas hasta anunciar, en enero de 2014, el cierre de su última tienda. O eso es lo que nos hicieron creer.

Sin embargo, gracias a Twitter hemos podido conocer que aún queda una tienda de Blockbuster abierta. Una superviviente. Y está localizada en el Centro Comercial de Oak Lawn, Illinois, Estados Unidos.

Gracias a su Community Manager, el nombre de Blockbuster está volviendo a ser tendencia en Twitter, donde tienen más seguidores que clientes en sus tiendas, pero donde esperan «volver a conectar con ellos».

Con quienes han conectado, de momento, ha sido con las nuevas generaciones a través del humor y la ironía con la que escriben en Twitter. Tienes que ver los tuits:

«Durante décadas han dicho que nuestro modelo de negocio sería nuestra caída y ¿sabes qué? Tenemos que elogiar ese análisis».

«Muchas personas no lo saben, pero tenemos una parte de Netflix. Era broma, se nos acaba de ir la luz».

«Una buena manera de mejorar tu experiencia en Blockbuster es bajar tus expectativas».

Con información de Excélsior.