Por si era necesario tener más motivos para tomar una buena taza de café por las mañanas, una investigación reciente señala que el consumo de esta bebida podría reducir el riesgo de desarrollar cáncer de mama en mujeres postmenopáusicas.

El estudio fue realizado por investigadores de la Universidad de Navarra, España, y publicado en la revista médica European Journal of Nutrition, y demostró que algunos elementos del café tienen efectos antioxidantes, antiinflamatorios y antitumorales.

Para obtener sus resultados, los investigadores contaron con la participación de 10 mil 812 mujeres, quienes proporcionaron información sobre sus hábitos de vida como el ejercicio físico, historial médico y frecuencia de consumo de 136 alimentos, entre ellos el café.

De momento no se ha encontrado una relación directa entre la cafeína y el cáncer de mama, pero sí se logró determinar que tomar más de una taza al día reduce el riesgo de esta enfermedad en mujeres postmenopáusicas.

Con información de Excelsior.