Medios locales de Wuhan, China, anunciaron este martes que Xiao Xiao, una bebé nacida el pasado 5 de febrero infectada por el Covid-19, se había recuperado de esta enfermedad sin necesidad de un tratamiento médico.

De acuerdo con el director de Neonatología del Hospital de Wuhan, Zeng Lingkong, la niña sufría de una leve infección de pecho, por lo que decidieron no darle antibióticos durante los 17 días que se encontró en la Unidad de Cuidados Intensivos.

Durante el tiempo que estuvo bajo observación, la niña no presentó el desarrollo de ningún síntoma agudo de la enfermedad y finalmente este martes un nuevo diagnóstico reveló que ya no estaba infectada, aunque su corazón sigue estando débil, por lo que continuará bajo observación.

«No tuvo dificultades para respirar, fiebre ni tos, se mantuvo estable durante 16 días de tratamiento y ahora las pruebas han dado dos veces negativo para COVID-19», explicó el médico.

Lamentablemente, la madre de la menor -quien también está enferma- permanece en cuarentena, por lo que la pequeña Xiao Xiao será dejada al cuidado de sus familiares.

Con información de Infobae.