Luego de que se encontrara el cuerpo sin vida de un bebé en un penal de Puebla y de que varias versiones hayan salido a luz, el caso de vuelve más complejo. Una de las versiones indicaba que el cadáver habría sido sustraído de CDMX, pero aunque la Fiscalía mencionó en su momento que no existía denuncia alguna al respecto, ahora sí la hay y ya se investiga.

El bebé fue encontrado en la basura del Centro de Reinserción Social de San Miguel, Puebla. La información sobre como ingresó o llegó al lugar se desconoce o no ha salido a la luz pública.




Ahora, un comunicado por medio de un hilo de Twitter, la Fiscalía de CDMX informó que la tarde de este viernes 21 de enero se recibió una denuncia por posible exhumación de un recién nacido en un panteón de Iztapalapa y podría ser el mismo bebé encontrado en Puebla

La denuncia fue presentada por el administrador del panteón y señala que una mujer pidió que se excavara el sitio donde, días antes, había enterrado a su bebé. Así se dieron cuenta de que el cuerpo del recién nacido ya no estaba sepultado en ese lugar.

“El testimonio refiere que luego de que la mujer, quien acudió al panteón acompañada de un hombre, se enteró de que en redes sociales fue hallado el cadáver de un recién nacido en el estado de Puebla, acudió a la tumba para verificar la situación a fin de corroborar si el cuerpo aún se encontraba en el cementerio, por lo que el declarante se trasladó a la ubicación de la tumba y constató que en el lugar no se encontraba ningún cadáver“, indica la Fiscalía.




Personal ministerial de la Fiscalía de Investigación Territorial en Iztapalapa ya integró la carpeta de investigación correspondiente tras la denuncia e indaga los hechos con apoyo de la Policía de Investigación (PDI), así como de la Coordinación General de Investigación Forense y Servicios Periciales en materia de criminalística, fotografía y química.

Los padres del bebé cuyo cuerpo habría sido exhumado del panteón en Iztapalapa, dijeron  que relacionaron al recién nacido encontrado en Puebla con su bebé (fallecido el pasado 5 de enero por colapso pulmonar), cuando supieron que portaba un brazalete con los mismos apellidos. Fue por ello que se presentaron en el cementerio y así se dieron cuenta de que ya no estaba.




Saskia Niño de Rivera, fundadora de Reinserta, informó a su vez en Twitter que el menor se llamaba Tadeo, que nació el 4 de octubre del 2021 y murió precisamente el 5 de enero de este año. Un día después fue sepultado en el Panteón Civil de Iztapalapa. Ella menciona, no obstante, que inicialmente los padres del bebé fueron amenazados para que se quedaran callados.

Ahora solo queda verificar si se trata del mismo bebé, labor que corresponde a la Fiscalía.




¿Quieres que tu negocio aparezca en nuestras recomendaciones? Mándanos un WhatsApp dando click aquí https://wa.me/message/FB2J654SP2IWJ1