La pandemia del Covid-19 le ha dado un golpe muy duro a la economía global y los pronósticos de crecimiento de todos los países (con algunas excepciones) han caído a niveles que no se veían desde hace décadas, sin embargo, para el presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador, esta es solo una crisis transitoria de la que el país saldrá muy pronto.

Este miércoles el Banco de México (Banxico) presentó tres escenarios para la economía mexicana tras la pandemia, en los cuales el Producto Interno Bruto (PIB) caerá hasta un 8.8% este año y se perderán 1.4 millones de empleos, pronósticos que el mandatario federal descartó este jueves en conferencia de prensa.

En Palacio Nacional, López Obrador señaló que su gobierno no coincide con los pronósticos de Banxico y que «nosotros pensamos que nos vamos a recuperar pronto», aunque no dio ninguna explicación ni sustento a sus declaraciones. Eso sí, celebró que a pesar de todo lo que ha ocurrido, el peso únicamente se ha depreciado un 10 por ciento.

Para Banxico, el peor escenario que podría enfrentar México sería uno descrito como una ‘V profunda’, en el que las afectaciones económicas se extenderán al tercer trimestre del año y comenzarán su reactivación a finales de 2020 y comienzos de 2021, año en el que se podría tener un crecimiento económico del 4.1%.

El principal problema que enfrentará México será la fuga de capital una vez que la pandemia llegue a su fin, pues los inversores internacionales optarán por mudar sus inversiones a países como Estados Unidos y Japón para refugiarse en una moneda más estable.

Con información de Milenio.