No todo en la cuarentena es malo, con las empresas detenidas y la gente dentro de sus casas, la naturaleza está tomando el respiro que tanto se merecía.

Durante las últimas semanas hemos sido testigos de animales explorando las ciudades y volviendo a lugares que hace mucho habían abandonado, y ahora, otra buena noticia llega desde Inglaterra, donde se ha visto volando por los cielos a un ejemplar de águila de cola blanca, especie de la que no se tenían avistamientos desde 1780.

Esta especie es tan rara que las autoridades han pedido a los habitantes tomar fotografías y videos cuando vean una, además de notificar a la Roy Dennis Wildlife Foundation, la cual tiene como objetivo la restauración de esta especie en peligro de extinción.

De hecho, esta misma fundación liberó el año pasado a seis jóvenes águilas de gola blanca criadas en cautiverio. Estas águilas cuentan con rastreadores GPS para su vigilancia y se han rastreado sus viajes a unos 400 kilómetros de la zona donde fueron liberadas.

El águila de cola blanca es el ave rapaz más grande de Gran Bretaña llegando a medir hasta 2.5 metros de envergadura y a pesar hasta 7 kilogramos.

Con información de El Universal.