Las fuerzas de seguridad rusas se encargaron de desactivar este jueves un artefacto explosivo que fue hallado en un bloque de edificios, esto en un área residencial en San Petersburgo, este nuevo intentó de atentado ocurrió tan solo tres días después del atentado en el metro de la ciudad.

Varias personas fueron detenidas después de encontrar el artefacto explosivo en un edificio de viviendas en el distrito de Nevski, en el sudeste de la ciudad, así lo informó a Sputnik el jefe de la administración del distrito, Konstantín Serov.

“Actualmente el artefacto explosivo que se encontró en un apartamento está desactivado, varios sospechosos fueron detenidos sin oponer resistencia”, comentó Serov.

Según ha confirmado la agencia de noticias TASS, el edificio fue evacuado por las autoridades.