Hace algunas semanas se volvió viral en las redes sociales un video en el que se anunciaba ‘El futuro del transporte público’, autobuses elevados que permitían a otros vehículos circular por debajo de ellos para así reducir el tráfico y evitar embotellamientos.

En teoría la idea suena bastante bien, e incluso viable, es por eso que muchos nos emocionamos cuando la semana pasada apareció un video de la primer ‘prueba de campo’ de esta clase de vehículos. En el video un prototipo avanza algunos metros mientras un automóvil pasa debajo de él, demostrando cómo sería el funcionamiento de estos autobuses elevados. Sin embargo, el TEB (de “Transit Elevated Bus”) podría ser sólo un fraude más.

Los motivos por los que se ha llegado a esta conclusión son varios, el primero de ellos consiste en el hecho de que se prevé poner en funcionamiento estos vehículos durante 2017, sin embargo, la fábrica que se encargaría de construirlos actualmente luce así:

A esto se le suman otros detalles que revela Global Times, como el hecho de que el jefe de arquitectos del proyecto tiene únicamente la primaria terminada, o que a pesar de no haber expuesto un plan de trabajo o cómo funcionarían los autobuses, se promete a los inversionistas grandes tasas de interés.

Finalmente, a esto se le suma la calidad del prototipo tras las pruebas, y es que el portal Car News China publicó una serie de imágenes que muestran un claro deterioro en el vehículo a pesar de haber recorrido únicamente 300 metros.

Además, el modelo experimental de Qinhuangdao no es capaz de girar y sólo avanza en línea recta, lo que pone en duda su practicidad.

Por si hiciera falta más, las medios locales han señalado que la prueba que se llevó a cabo la semana pasada no contó con la autorización del gobierno de la ciudad.

Por todos estos motivos, las autoridades han suspendido temporalemnte el proyecto.

Fuente: EFE/, Gizmodo, Shangaiist