El presidente Andrés Manuel López Obrador expresó su afecto a las personas del municipio de Atlacomulco, Estado de México, que se organizaron para colocar una estatua de su imagen que posteriormente fue derribada en ese lugar considerado como el bastión del PRI en México.

Frente a esto, el mandatario expresó que sus simpatizantes no deben sentirse mal por la acción de vandalismo y reiteró su llamado para que no se eleven monumentos y tampoco se coloque su nombre en calles y escuelas, argumentando que es ajeno a la vanidad así como al culto a la personalidad.




AMLO expresó al finalizar la mañanera que el apoyo que tiene del pueblo es suficiente y recordó la frase del periodista y precursor del movimiento de la Revolución mexicana, Ricardo Flores Magón:

“Cuando muera, mis amigos quizá inscriban en tumba: ‘Aquí yace un soñador’, y mis enemigos: ‘Aquí yace un loco’. Pero no habrá nadie que se atreva a estampar esta inscripción: ‘Aquí yace un cobarde y traidor a sus ideas’”.

El titular del Ejecutivo federal envió un mensaje a sus seguidores en el municipio de Atlacomulco.

“Decirles que los quiero mucho y que les agradezco mucho su iniciativa, que son mis amigos del alma como millones de mexicanos, que nos queremos mucho y que amor con amor se paga pero que tomen en cuenta de que yo he expresado de que no quiero que pongan mi nombre a calles, parques y bibliotecas, ni quiero tampoco que me levanten ninguna estatua, no quiero nada de eso”, dijo




El presidente recordó el episodio del desafuero en su contra y la elección intermedia del año pasado para decir que fueron los pobres, quienes lo salvaron.

“¿Qué decían los potentados y conservadores? que nos iban a quitar la mayoría en el Congreso y los pobres nos sacaron a flote. En la elección del 2000 gané en la ciudad de México por los pobres de Iztapalapa, de Iztapalapa para el mundo. Esos no son de dos caras entonces para qué quiero una estatua, además muy pocas son respetadas”, expresó el mandatario.

Enseguida, comentó que en Sonora existe una estatua del excandidato presidencial del PRI, asesinado en marzo de 1994 en Tijuana, y le llaman “El mono” y que, en el estado de Tabasco, fue construido un monumento a la Patria, expresada en una mujer de busto grande que los ciudadanos la conocen como “la chichona”.

Por ello, insistió en decir que no quiere estatuas y tampoco que le asignen su nombre a espacios públicos.



¿Quieres que tu negocio aparezca en nuestras recomendaciones? Mándanos un WhatsApp dando click aquí https://wa.me/message/FB2J654SP2IWJ1