El año pasado se estrenó el remake de ‘Fantastic Four’, uno de los cómics más famosos, interesantes y con mayor potencial creado por Marvel; sin embargo, la película resultó ser un gran fracaso, tal y cómo lo fue su predecesora. Pero esto no tenía porqué ser así. De hecho, la película pudo haber sido un gran éxito.

Originalmente la 20th Century Fox había contratado a Jeremy Slater para desarrollar la nueva historia del cuarteto de superhéroes más famoso del mundo, pero al final terminó por optar por el más proyecto más económico, el de Josh Trank y el guionista Simon Kinberg.

Del proyecto que Slater no se supo mucho en su momento, pero ahora, en una entrevista con Screen Crush, el escritor ha revelado los detalles de la película que él quería hacer y que sin duda se pudo haber convertido en la mejor película de los 4 Fantásticos que el mundo haya visto.

«Además del villano Annihilus y de la zona negativa, el guión tenía al Dr. Doom declarando la guerra contra toda la humanidad, al Hombre Topo (The Mole Man) liberando un monstruo de 18 metros genéticamente modificado sobre Manhattan, a un comando atacando la sede de la Fundación Baxter, y un final al más puro estilo Saving Private Ryan en el que los héroes combaten un ejército de robots creado por Doom en una Latveria arrasada por la guerra. La escena tras los créditos mostraba a Galactus y a Silver Surfer destruyendo todo un planeta.»

En el guion original, los cuatro héroes obtienen sus poderes por la radiación y no tienen mucho tiempo de lamentarse de ello porque poco después tienen que enfrentarse a Annihilus, al que Slater describe como un T-Rex cibernético muy enfadado. Victor Von Doom se queda atrás cuando el resto regresa a nuestra dimensión y logra aprovechar la tecnología de Annihilus para crear una especie de armadura viviente.

Sin duda alguna esa era una película digna de verse y que todo fan de los 4 Fantásticos (o de los cómics) quisiera ver. Lo tenía todo, desde los Fantasticars y H.E.R.B.I.E. hasta un desarrollo de los personajes más completo que los de los anteriores intentos de adaptar el cómic.

Lamentablemente, el costo de una película de este calibre es bastante alto, y tras los fracasos anteriores, la productora optó por un remake más ‘modesto’ y accesible que terminó siendo el gran desastre que todos conocemos.

De la historia de Slater sólo quedaron algunos bocetos de H.E.R.B.I.E. y los Fantasticars que puedes ver bajo estas líneas.