Dejando atrás los problemas de las baterías explosivas, Samsung ha presentado a su nuevo buque insignia, el Galaxy S8, un teléfono impresionante que deja muy en claro que aprendió de los errores del pasado.

Este nuevo móvil destaca por su pantalla, la cual cubre por completo la parte frontal del móvil gracias a que Samsung ha eliminado el botón frontal, logrando así una pantalla de 5,8 pulgadas y 6.2 pulgadas en el caso del S8+.

Pero la pantalla no es lo único que ha cambiado, Samsung logró mejorar de sobremanera la ya de por sí excelente cámara del S7, con lo que el teléfono se coloca hoy en día casi a la misma talla que una cámara profesional gracias a sus 12 MP y su apertura f/1.7, a lo que se le suma una velocidad de obturación bastante rápida.

En el caso de la cámara frontal, los amantes de las selfies amarán también las mejoras que se le ha hecho al S8, el cual tiene una cámara frontal de 8MP con autoenfoque.

El S8 también integra a Bixby, el asistente personal que promete plantarle cara a Siri. De acuerdo con la empresa, Bixby permitirá al usuario controlar todas las aplicaciones que integren al asistente.

En materia de seguridad, el lector de huella digital ahora se encuentra en la parte trasera del dispositivo, pero no será la única medida de seguridad biométrica que integre el teléfono puesto que la parte frontal del teléfono contará con reconocimiento de iris, algo que ya se veía desde el Galaxy Note 7 pero que ha sido perfeccionado.

El Galaxy S8 contará con un procesador Octa Core, 4 GB de RAM y 64 GM de memoria interna, además de que funcionará con Android 7.0.

El precio de este teléfono no será nada económico, teniendo un costo de 850 dólares (unos 16 mil pesos) en su versión normal y de 980 dólares (unos 18 mil 500 pesos) en su versión ‘Plus’.

Finalmente, sobre la fecha de lanzamiento de este teléfono, será el 28 de abril cuando salga a la venta. ¿Te animas a comprarlo?

Fuente: Gizmodo.